1 de agosto de 2008

El tren se queda.

,
¿La vida pasa o nosotros nos quedamos por el camino?


Unos bancos mugrientos,
un reloj sin horas,
un andén ajado,
un lobo perdido,
una estación rota
un tren oxidado.

En el andén no había nadie,
solo yo y mi sombra vacía.
El suelo de la estación brillaba,
a pesar de su baldosas sucias, grises,
con el tintineo de las farolas.

Había algo especial en el ambiente.
Desde las ventanas sombrías
los pasajeros me miraban,
asustados, infelices,
como vagón sin locomotora.

Por fin llegó mi hora,
Sería mi noche de suerte:
Sin billete ni prisas,
y las horas pasaban.

Sonó el reloj 7 veces.
El andén conmigo se movía
las traviesas a mi paso, crujían.
el tren quedaba atrás, lleno e inerte.

Por fin llegó la hora.
Un viaje a ninguna parte.
Mi andén volaba
y el tren atrás... se perdía.

13 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Por fin llegó la hora.
Un viaje a ninguna parte."
Parece que andas tan loco como yo...
Me ha encantado.
Un saludo

PD: No te mires la materia gris... porque atinas más que el resto, es el resto quien no atina.

CORNELIVS dijo...

Bonito de veras lycans. Todos tenemos muchas veces esa sensación.

Por cierto, disiento con Hiperión (a quien mando un cordial saludo). No es cuestión de atinar o no atinar. A cada uno una frase o un texto le puede sugerir mil cosas diferentes, y a veces varias interpretaciones pueden ser igualemente correctas.

Un abrazo.

Lycans Laqueus dijo...

Dos de los grandes disintiendo en este modesto rincón!!

Eso es como ver aparecer en el salón de tu casa dos UNICORNIOS hablando del sentido de la vida.

Haré de Herodes:

Hiperión seguramente lo has dicho porq mis conclusiones (que creía desacertadas) se acercan a veces a lo que quieres expresar en tus post. Y eso es atinar. No sabes cuanto me alegro. A parte de eso, qué gran descubrimiento he hecho contigo!

Cornelivs, es cierto, que esta magia en donde nos movemos hace que una misma frase pueda interpretarse de mil maneras. Eso lo hace grande.
Por cierto, tu atinas a veces al entender lo que escribo!! (mas de una vez he utilizado tus comentarios como respuestas para otros)

Gracias por pasar... Unicornios.

un lobo agradecido y alucinado

Ericarol dijo...

Bueno chicos! No discutan...Si, tienes razón Lobo, dos grandes en tu modesto rincón. Me gustó la poesía, ahora me siento así, en la mitad de todo y sin orientación. Todo porque me mudo a otro país, mis libros en cajas, mis películas en cajas, una sensación muy extraña. Espero que pase pronto. Un Beso.

Vane dijo...

A veces un viaje a ninguna parte hace que nos encontremos con nosotros mismo, porque nos lleva a un paseo por nuestro interior, puede ser que lleguemos a un destino, puede ser que nos perdamos para siempre, y que tengamos una eterna busqueda de lo que queremos ser.
El tren ya pasó, en la próxima parada el lobo se subirá?

Juan Luis dijo...

Preciosa poesía. Las estaciones y los pasos de página. Siempre hay trenes que nos da miedo o pereza coger. Llámalo como quieras.

Lycans Laqueus dijo...

No es el tren el que se marcha, no es la misma historia de ver pasar un tren. Es el andén el que se marcha y los demás se quedan parados en el tren. La historia cambia.

Aunque todos os acercais en algún momento a lo quise decir.

Un lobo contrariado.

X dijo...

Creo que nosotros pasamos de la vida.

Te devuelvo la visita, werewolf. ;-)

Esther dijo...

Hola Lycans es verdad que el anden avanza porque el no coger ese tren hace que tu vida se mueva en otra dirección diferente a la del tren.

besos

amig@ mi@ dijo...

Dónde está mi comentario de esta mañana?
Con lo bien que me quedó!!
En fin, creo recordar que te decía algo asi como que presiento "cambios", cosas que acaban y se quedan en el tren, y cosas que empiezan, inciertas pues comienzan su andadura, contigo y con el andén...
Besos

Lycans Laqueus dijo...

X, gracias por pasar.

Esther, todo cambia, todo se mueve y no siempre en el mismo sentido.

amig@ mi@, pues a saber a quien o donde lo has dejado jajajaja, porque yo no borro ninguno y menos tuyo. Y has acertado, es un cambio, no se que, pero algo está cambiando.

besos, abrazos, mordiscos y zarpazos

Tamy dijo...

Muy buena la idea de mover el andén y no el tren. Nos movemos nosotros cómo mejor creémos hacerlo y no es nuestra vida la que decide hasta dónde ir.
Suerte con tu viaje.
Saludos.

Credendo Vides dijo...

Yo creo q somos nosotros los q nos quedamos en el camino.
"El tren no llega con retraso a la Calle Desengaño, sino q pasa de largo".
Saludos desde el Inframundo.