8 de marzo de 2009

la sala de espera

.

Sigo aquí, no se hacerlo de otra manera a pesar de que esta sala de espera a veces me saque la sangre de las venas.

A veces no hace falta llegar demasiado lejos para encontrar ojos que no debes olvidar y sin embargo el semblante se tuerce, los guiños se nublan como calles madrugando, golpeadas por pisadas de esos locos con prisas. Los niños dejan de llorar porque el cielo se ha quebrado y sus ojos se han secado.

Las manos torpes y los abrazos a medias son vestidos para los que pretenden llevar el alma desnuda y la cabeza gacha. Los dedos torcidos como raíces secas que buscan donde agarrarse para seguir viviendo son insuficientes para los que dan bocanadas y estiran su cuerpo intentando ignorar que esa inspiración tan vez sea la última.



Para los muertos es tarde y para algunos vivos es complicado matricularse en vivir cuando el precio para aprender es contar cicatrices y... ¿que hace uno cuando la vida nace ya torcida?
El alma no duele, no te engañes. Y ni el mismo Thanatos cambiaría un saco de monedas de oro acuñadas por al imposibilidad de conseguir algo más por una señal. A veces solo necesitamos eso, una señal, un beso de judas o una bofetada en la segunda mejilla.

El corazón prisionero como perro callejero, libre de seguir pero sin tener donde, se muda con facilidad si hay hueco donde dormir. Es mas fácil volver que llegar y mas fácil quedarse que seguir y a veces... es más fácil vivir que morir.

Que vaya por delante mis disculpas por no estar y también por no darme tiempo. Me estoy quitando el mono con poemas en servilletas de papel cuando paro a tomarme un café o escribiendo mis incendios verbales al calor de la factura del gas. Si no lo has entendido, levanta la vista de la pantalla e intenta respirar... que esta sala de espera no está tan mal cuando ya sabemos cual es el final.

34 comentarios:

belita dijo...

Creo todo lo contrario es mas facil morir que vivir porque la sala de espera no esta llena de ojos inexpresivos cuando mueres mientras que la vida te enseña que los tuyos a veces no tienen gesto alguno y cortan las pieles de otros haciendo sangren por ti.

Besos

ave de estinfalo dijo...

hola
saludos
hey buen escrito, suele suceder, a veces es mas facil vivir que morir, pero cuando se llega al final lo complicado se termina

sale me retiro cuidate mucho

byE

Credendo Vides dijo...

Lo leo, lo vuelvo a leer y lo releo. Creo q ya van por tres veces q leo el post...

Yo quizá encontré esos ojos demasiado lejos y torcí el semblante. Y por eso me merezco esos abrazos a medias q nunca recibo.
No, llevas razón, ni Thanatos cambió ese saco de monedas ya que la imposibilidad paraliza. Y además pq la señal no llega, nunca llega. Ese beso de Judas que llegará quizá me haga ver que no necesito el saco ni señales.
Mientras tanto, creo haber entendido muchas cosas, al levantar la vista de la pantalla.
Gracias... (aunq no sea para mí el texto, me gusta sentir una pequeña mención).
Saludos desde el Inframundo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Para los muertos es tarde y para algunos vivos es complicado matricularse en vivir cuando el precio para aprender es contar cicatrices "

Como dice una maigo mio: Hay que ver, que razón tiene ese fandando!
Saludos!

fernando dijo...

la sala de espera es un lugar nada agradable. Uno allí se siente nervioso e impaciente. Está en un sin vivir. Un abrazo.

Arkantis dijo...

Cualquier sala de espera es un desquicia nervios...

Besitos lobito

lys dijo...

Las salas de espera deberían estar prohibidas. ¿Qué es eso de esperar? Y para vivir menos. He oído que son dos días.

Te dejo un beso, lobo.

Espero que la analítica te salga limpita limpita. Jee!!

Sara M. dijo...

A veces ni siquiera sabemos qué estamos esperando...
un beso lobo

Amig@mi@ dijo...

lycans,
Hay sala de espera para tantas cosas en la vida... esta transcurre esperando, siempre esperando a que llegue, a que no suceda, a conocer, a olvidar...
lo que hay que desear es que las sillas sean cómodas y recordar llevar un buen libro.
Precioso escrito...
Un besote

leo dijo...

eyyy lobo no te pierdas tanto¡¡¡ que se te hecha de menos....y sobre tu comentario yo también me hago esa pregunta sobre los hijos de puta¡¡ que siempre terminan haciendo daño de la forma más cobarde y fria....en fin hay de todo en la vida.

un beso grande¡
y mejor dejar de esperar¡¡¡

SeaSirens dijo...

Lo más curioso, hablando de la foto, son las cabezas impresas en la suciedad de la pared.
Posición acertada, para una espera, quizá ruinosa, quizá imperecedera, pero ahí está, esa espera...

Interesante escrito, digno de unos dedos como los tuyos, con la hermosura y el ingenio de tu corazón.

Besos Lyc!!!

Gabiprog dijo...

La ‘proesía’ es terapia para el alma. Las palabras arropan aun cuando nuestros ojos no ven camino por donde ir.

Un abrazo.

Esther dijo...

Tengo ganas de leer esos escritos que has escrito en servilletas de papel..besitos

EMBRUJADA dijo...

Gracias querido Lobo ,por a pesar de estar ocupado venir a vistarmte,es todo un detalle.

Yo, no sirvo para estar a la espera de nada,soy demasiado impaciente, imagino que cuando ya no estè entre los vivos,no me quedarà màs remedio que esperar en la ETERNIDAD.!!Ufff que miedo me da eso niño!

TU AMIGA EMBRUJADA.

Mamba Negra dijo...

las salas de espera son lo peor del mundo...
pero tu mente se abre hasta limites insospechados a veces...

besotes

Fero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fero dijo...

Que expresivas reflexiones, magnifico.
no se si aplaudir o llorar, porque si el final es tan oscuro, la sala de espera es el cielo.
ojalá sea a la inversa.

supersalvajuan dijo...

El tiempo y la vida van a su maldita bola

Miry dijo...

La espera no es buena, pero la impaciencia tampoco.
Busca ojos que te llenen y apacigüen esa sala de espera...


Un beso esperanzador!!

jm dijo...

Es más facil volver que llegar. A nadie le gustan las salas de espera. Pero al final, todos acabamos esperando algo.

Patricia dijo...

Larga es la espera cuando se anhela..pero es corta cuando se toma por dado,
precioso tu texto como de costumbre, un lindo placer a mi mente ahora que regreso de mi viaje, y como tu quizas senti que tenia abrazos a medias al distanciarme de mi mundo bloguero :(
un besito,

puntoerogeno dijo...

Muy nihilista. Muy trágico. Una sala de espera siempre es triste, pero la amargura puede hacerse más llevadera si estás con quienes quieres.
Un saludo.

Tamy dijo...

Me has dejado sin palabras, con cada frase dices tanto, que ya no me queda nada que comentar...

me quedo esperando en esta sala...

Saludos!

Tormenta. dijo...

pues fíjate que a veces hasta una sala de espera puede se agradable, depende con quien te cruces,eso sí, de entrada no apetece entrar..
Besos guapo!.

Anónimo dijo...

te sigues superando tontito

besos

SeaSirens dijo...

Buenas...
Cuando puedas, te pasas por mi blog que tienes una cosita allí para ti.

Besitosss!

Rogger dijo...

COMO DICES: "Para los muertos es tarde y para algunos vivos es complicado matricularse en vivir cuando el precio para aprender es contar cicatrices".

Y ESAS CICATRIVES , A VECES, NO SANAN RÁPIDO. ALGUNAS DEMORAN. OTRAS, CARGADAS COMO CRUCES, TODA LA VIDA.

UN ATENTO SALUDO LYCANS

analix dijo...

a mí me gustan las salas de espera.
aunque también las odio porque no me gusta esperar.
pero hay cosas que valen la pena.

Ricardo Tribin dijo...

Estimado amigo Lobo.

Que bueno que hubieras visitado mi blog de nuevo.

El post tuyo es muy bueno ya que tan fria puede ser a veces una sala de espera.

JORGE SOLANA AGUIRRE dijo...

Saludos!!
La espera es un sacrificio de la existencia.

malena dijo...

las salas de espera son todas desquiciantes. me gustó tu escrito, sólo espero que tú no estés esperando nada en esa sala...
besitos.

Allek dijo...

intenresante palabras...
estaba ausente...
pasare mas seguido..
un abrazo..

Lia dijo...

Es más facil vivir q morir dices, quedarse q irse...
y yo q siempre pensé lo contrario?
antes me parecía gris esa sala de espera, ahora tansólo a días se queda a oscuras para al día siguiente llenarse de luz y personas con rostro.

Siempre es un placer leerte, y más cuando tus letras están tan llenas de razón y sentimiento.

Mil besos.

PAOLA dijo...

Lobo, es más fácil dejar la lista de muertes pequeñas y fluir en el río de la vida, aunque duela, es más fácil dejar que las arañas tejan su tela entre esas sillas que calentarlas con la desilusión de cada incertidumbre
Te percibo en una media de grises abismales, te dejo mil colores, para que los mezcles cuando plazcas, te dejo mi laberinto lleno de emociones y caricias y si esperas que la Reina Inspiración no fagocite los intentos, como en mi último post, debes masticar primero, morder, besar, pero de la inacción a la muerte, solo el silencio.
Te dejo mil disparadores , un abrazo y sillas ocupadas para que debas levantarte y venir hasta mí.
te espero