25 de marzo de 2008

ASÍ EMPEZO TODO...

Resulta que andaba entre desalojos y mudanzas... y resulta que tenía algunas cosas que decir: Diálogos entrecruzados, una victoria y mil batallas.

En esas estaba, ganado tiempo al jugar a la ruleta con La Luna y dedicándome a "contar estrellas" en las noches nubladas...y contando, contando... estrellas me salieron dictados que ahora dejo volar...

Las segundas partes siempre son mejores y cualquier tiempo pasado fue peor... aquí dejo la semilla, la raíz, la flor y el fruto.

Si no sabes de donde vengo, ni donde estuve, ni donde pretendo llegar... estas esdrújulas quebradas, estas palabras sinceras serán el centro del huracán... pero si estás el suficiente tiempo aquí... sentirás la tormenta llegar.

"...mi vida fuimos a volar con un sólo paracaídas, uno solo va a quedar... volando a la deriva..." a.c.

En resumen...
Gracias enfermedad sin medicina!!! Gracias por dedicarte un tiempo para ti, mientras me lo regalas a mí.. gracias por leer esto aunque no me entiendas, ni quieras...

Déjame alguna gota de tu sangre, déjame algún comentario que me haga pensar...

Lycans Laqueus...ciceris anima.


3 comentarios:

Lucía Celis dijo...

Empiezo por el principio, leyendo cada gota, cada palabra... Apreto entonces el corazón para sacarle una gota, que se queda el charquito de sangre salpicando un poquito el suelo por donde ya has pisado.

Me gusta cuando escribes, porque estas como presente.

THE LITTLE STAR HISTORY dijo...

Un buen amigo me contó un día que nuestra mente está llena de cajas. Todas se encuentran abiertas, y en ellas puedes meter todos los recuerdos que deseés. Cuando una caja está llena, hay que cerrarla, para que ésta se pueda archivar y abrir una nueva..Si nunca cierras tus cajas, nunca darás paso a nuevos y bonitos recuerdos. Abre una caja nueva, una caja en la que puedas meter a todas las estrellas que vás encontrando en tu camino, y no dejes nunca de buscarlas, pues ese camino que tanto buscas se iluminará con todas ellas.

Credendo Vides dijo...

Bueno, empecemos en el principio del origen, cuando todo es cero y comienza la historia.
De momento, me ha gustado lo de la enfermedad sin medicina.
Saludos desde el Inframundo.