12 de junio de 2008

Otro GinTonic.



Ponme
una copa:
- ¿Qué te pongo?
- Ginebra... un Gin Tonic - dijo mientras apuraba de una calada un Marlboro.
Ella le miró y sonrió como si siempre hubiese sabido la respuesta. Cuando lo tuvo preparado se acercó buscando su mirada; pero él, sin dejar de mirar a la pared dijo:

-Devuelve al anillo de pedida antes de volver a mi,
empeña la diadema y quema el sujetador,
entierra la vajilla de los domingos
y deja en una esquina el amor.

Antes de acercarte a aquí
pasa ese limón entre tus piernas,
donde tu hielo flota en mi Gin
suave, lento... como un barco perdido.

Deja pasar el tren, que vaya donde quiera
de vuelta a la Bombonera,
que yo solo quiero esta copa
y dejar mi vaso aparcado,
cerca de tu ombligo.

Desnúdate y vete preparando otro Gin Tonic,
que sea light porque estoy perjudicado,
y presiento que ya ha amanecido.

Lycans_Laqueus

3 comentarios:

THE LITTLE STAR HISTORY dijo...

Me parece mucho más humano que otras cosas que escribes. Me gusta este Peter.

Anónimo dijo...

como dice tu amigo calamaro ay dias para kedarse a mirar ay dias en que hay poco ke decir y un deseo que pido siempre de pasa un "tren"...me gusta tu rinconcito pk descubres y dices cosas ke no se pueden decir solo expresar con palabras...un legendario con cola gracias jiji unmuakis

credendo vides dijo...

Vamos, q la camarera en ese momento le dio el Gin Tonic y se dio la vuelta. Lo de la bofetada o el revolcón, a la imaginación del público.
Saludos desde el Inframundo.